Fashion Homepage Moda

Hilos de Historia

hilos de historia museo nacional historia castillo chapultepec bold magazine

Prendas como el pañuelo que cubrió los restos mortuorios de Hernán Cortés hasta un par de zapatos que pertenecieron a la emperatriz Carlota y piezas de la diseñadora Coco Chanel se exhiben en la muestra temporal “Hilos de Historia”, en el Castillo de Chapultepec.

Un total de 180 prendas, de unos 250 años de antigüedad, se dan cita en el Museo Nacional de Historia que se encuentra dentro del Castillo de Chapultepec. Alli, divididas en tres salas, podremos encontrar piezas que datan de los siglos XVIII, XIX y XX.

Hilos de Historia no es una exposición de moda. O mejor dicho, no es sólo una exposición de moda. Va más allá, permitiéndonos recorrer un trocito de la historia mexicana. Nos permite ver cómo vestían personajes como Benito Juárez, la emperatriz Carlota, la actriz María Felix ó incluso el mismo Hernán Cortés. La indumentaria es un testimonio que nos habla a través de los hilos, los tejidos, las telas y sus elementos decorativos, que nos permite conocer una parte de la historia de la sociedad mexicana desde la época colonial hasta 1970.

El recorrido está compuesto por 180 piezas: vestidos, trajes, zapatos, abanicos, sombreros, guantes y otros accesorios del siglo XVIII a la primera mitad del siglo XX, que forman parte de la colección del Museo Nacional de Historia, la cual inició en 1900 con una donación de cuatro vestidos de Isabel Pesado, viuda de Mier.

Prendas virreinales y de personajes del devenir de México, como Guerrero, Morelos, Juárez y Madero, son presentadas en la exposición Hilos de Historia.

El recorrido está compuesto por 180 piezas: vestidos de día y de noche, trajes, zapatos, abanicos, sombreros, guantes y otros accesorios del siglo XVIII a la primera mitad del siglo XX, que forman parte de la colección del Museo Nacional de Historia, la cual inició en 1900 con una donación de cuatro vestidos de Isabel Pesado, viuda de Mier.

A estas prendas se le han sumado artículos, como un traje de Benito Juárez, el chaleco de Manuel Tolsá y las casacas de Vicente Guerrero y José María Morelos, además de indumentaria de luto y una colección de zapatos Meier, los preferidos de la reina Victoria.

La colección de indumentaria comenzó a ampliarse hace 114 años y hoy rebasa las 10 mil piezas. Para la muestra se seleccionaron 180 atuendos y accesorios tanto femeninos como masculinos, curados por María Hernández, investigadora del Museo Nacional de Historia y Verónica Kuhliger, restauradora.

Pero no solo de ropas y accesorios está hecha la exposición. A través de la visita podremos empaparnos de datos relacionados con la industria de la moda, como la incursión de los telares mecánicos que revolucionaron la producción de telas y tejidos que se realizaba de forma manual en talleres familiares y conventos.

La exposición  permanecerá abierta hasta julio de este año. Y es excelente manera de poder conocer más sobre el pasado, más sobre las costumbres y la moda que nos trae hasta un hoy a través de los hilos de la historia.

About the author

Gabriel Neffke

Geekie, foodie y amante del “bon viveur”. Entusiasta del aroma del café recién molido y fanático de un buen vino. Graduado como técnico electricista, continué mis estudios en el mundo de la informática y de la electrónica. Redactor. Mis tiempos libres los ocupo como profesor de informática y asesor tecnológico. Mis hobbies? Ejercer como desarrollador web y diseñador de poca monta. Hago las veces de community manager y se conoce que trabajo en una agencia de contenidos llamada Estudio Q. Autor de los libros “historias de bar” y “dos caminos”. Aunque quién sabe, debo confesar después de esta descripción tan abigarrada, que quizás no sea ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario.

Add Comment

Click here to post a comment