Un hilo que ha permanecido por cientos de años nos une al presente con una mirada llena de orgullo, responsabilidad y melancolía. Es la ‘tela’ de las que estamos hechas las mujeres y los hombres italianos de hoy: amantes de la moda y hipsters. Si quieren, vuelvan a recorrer las estaciones de la ‘Dolce Vita’. Todos los italianos las hemos vivido de chicos y hemos sobrevivido. Os volverá a pasar en el futuro, quizás ahora. Y… qué tenemos en contra de la melancolía? Es el único consuelo para quienes no ponen toda su confianza en el futuro.

Hablemos del desfile Primavera Verano 2015 firmado por Dolce e Gabbana en la Fashion Week de Milán. No sólo nos hablan de amor, sino también de fuerza; del pasado, del presente y del futuro. Dulces líneas y colores, pasiones sin tiempo. Más allá de habernos enseñado elegantes mujeres, nos colmaron con la certeza de que las emociones de un gran amor no se borran nunca. Nos obligan a pasar entre los dedos ese hilo de historia que nos une a nuestras raíces.

Llevaron a la ‘passerella’ su primera línea para mujeres embarazadas , donde desfiló como testimonio la amada Bianca Balti en su sexto mes de embarazo junto a un batallón de bellas modelos acompañadas por sus hijos. Un desfile que habla de moda y amor pero también, concédanmelo, de las ganas de volver a empezar. Ganas de volver a empezar desde aquí, desde la conciencia de que no hay futuro sin pasado. Porque cuando más lejos queramos ir, más profundas han de ser nuestras raíces.

Sí, estoy segura. Los amantes de la moda de hoy lo saben, lo han entendido, y este desfile lo demuestra. Ese hilo que une y siempre unirá cualquier generación italiana es como una dulce melodía embargada de unas notas cálidas llenas del sol italiano. No hay conexión a internet, ni Tablet, ni Smartphone, que sirva para acercarse al punto de partida. Es como un viaje en el Mar Mediterráneo, como un jardín en el corazón de una Villa: cada nuevo paso dado encima de esa pasarela, cada paso dado por mujeres delgadas y barrigudas, celebra las ganas de vivir como un himno al placer.

Desenvueltas y llenas de coraje, las mujeres de hoy, como las grandes firmas Italianas, pueden transformar cada momento de este difícil presente en una oportunidad única, valiosa como un preciado tesoro.

Testigos de este tiempo, con una gran responsabilidad hacia quien la moda la viste, la ama, la crítica, la tuitea, la fotografía en las primeras filas de los desfiles. Quien sueña y aspira a tener la mitad de los followers de la italiana Chiara Ferragni (The Blonde Salad) lo sabe. Esta maravillosa historia visual que la moda italiana nos regala colección tras colecció, nos demuestras algo que es indiscutible: las italianas nunca pasarán de moda.

Loading Facebook Comments ...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.