Homepage Lifestyle Salud

¿Qué es el Karma Yoga?

que es el yoga por carolina bustillo para bold magazine mexico

Acerca del Karma…

Aclaremos que Karma yoga es el equivalente a la ley científica de causa y efecto, o acción y reacción.

Karma proviene de la raíz sanscrita “kri” que significa hacer. Cualquier movimiento entonces es acción o karma. La mayoría de nosotros carga con las consecuencias de nuestras acciones pasadas, de esta vida y de las anteriores.

Antes que nada, tengamos en claro que somos seres perfectamente imperfectos, y si bien las acciones a realizar serán las mejores que podamos con los recursos que contamos y el nivel de consciencia del que dispongamos, lo mejor y más importante es evitar el juicio que limitaría aún más esas acciones.

Dado que el yoga no es solo físico y material, no podemos quedarnos sólo con la idea de acciones conscientes, visibles y formales: se tienen en cuenta pensamientos, palabras y actos. Si bien esta ley es universal y nada escapa a ella, les compartiré lo que (desde nuestro limitado lugar) podemos tener en cuenta para practicar este yoga de la acción.

Hay dos aspectos del karma:

  • El que se realiza en la mente
  • El que se realiza en el mundo externo

Antes de realizar cualquier acción en el exterior, se ha realizado alguna acción interna.

Es importante por ello, comprender las samskaras (tendencias inherentes al hombre que trae de vidas anteriores) que nos motivan a realizar ciertas acciones.

Los samskaras son parte también de la limitación de nuestro karma construido a lo largo de muchas vidas. Todos tenemos un carácter conformado por distintas cualidades mentales, emocionales y físicas de las cuales debemos hacer el mejor uso posible para que no se conviertan en obstáculos. Habrá alturas mentales que no podremos escalar, tentaciones muy difíciles de resistir y no todos tendremos la belleza de Afrodita y de Apolo. El ego está también limitado por pensamientos pasados, ocasiones desperdiciadas, pasiones, deseos. Pero el hombre es en su parte mas íntima, esencialmente libre.

[piopialo vcboxed=”1″]Karma yoga es el equivalente a la ley científica de causa y efecto, o acción y reacción.[/piopialo]

Si la realización es impulsada por el amor y logramos desapegarnos de los resultados obtenidos nos vamos liberando de los lazos que nos atan y demoran nuestra evolución. No olvidemos el famoso dicho popular, “se recoge lo que se siembra

La buena noticia es que el presente está en nuestras manos, y somos capaces y responsables de crear un magnífico futuro. Quien hizo su pasado que aprisiona su presente tiene la misma capacidad, desde dentro de su propia cárcel actual, de crear su porvenir para manifestar mayor libertad.

“Con el conocimiento de esta ley comprendemos que el azar o la casualidad no existe. Este último término se deriva de la frase “echar los dados”. Si esto se examina detenidamente, en ese acto influyen: la posición del dado en el cubilete, la fuerza muscular para impulsarlo, el estado de la mesa, etc, etc, y todo esto, precedido por una cadena de causas que se extienden hasta dónde nuestra mente es incapaz de llegar”. (El Kyballión).

Jesús mismo en las escrituras nos recuerda que cada uno de nuestros cabellos está contado. Por lo tanto, nada escapa al orden de la Inteligencia Suprema.

Como seres humanos tenemos libre albedrío. Muchas filosofías y caminos hablan de disciplinarse a sí mismo enfocando mente, palabras y acciones hacia un propósito superior, y así evitar ser esclavos de nuestros caprichos internos. Sin caer en el anhelo del goce de los resultados, el que cumple sus acciones satisfecho de lo que recibe, se libera de las posibles ataduras producto de su acción.

En el karma yoga es importante la humildad, y dirigir las acciones solo hacia la divinidad o hacia algo o alguien mas allá de uno mismo. Quien alcanza el estado zen de “inacción en la acción”, descubre el secreto de la trascendencia de esta ley kármica (moksha).

Cada acción externa es una relación, es necesario aprender a relacionarse. Esto es Arte ya que cada ser es diferente en pensamientos, motivaciones y expresiones. La acción no debe obstaculizar a otros seres, se aplica a las propias creaciones y obligaciones.

Por eso la conciencia del propio karma de nuestras acciones cotidianas es esencial. Sabiendo que Uno se halla en un Universo, que es un ser viviente activo, con voluntad libre, capaz de actuar tanto sobre las circunstancias y sobre sí mismo; convencidos de la infalibilidad de esta ley, se trascienden los temores, dado que nada puede sucedernos que no sea obra nuestra y no merezcamos. Solo nuestras acciones pueden entorpecer, y nuestra voluntad encadenarnos a una vida esclavizante y limitada.

Los herméticos dicen que el libre albedrío y el determinismo, ambos son medias verdades. Los antiguos expresaban esto diciendo que cuanto mas alejada está una creación de su centro más limitada se encuentra, y a más cercanía del centro, mayor es su libertad.

En promedio, el hombre es esclavo de la herencia, de su medio ambiente, emociones, opiniones y costumbres que lo mantienen fuera de su centro, por lo cual manifiesta muy poco su libre albedrío.

Atravesar el karma sin amor es esclavitud; con amor es libertad.

Los sabios dicen que todas las cosas del mundo están a nuestra disposición para ser usadas, pero no para reclamar la propiedad sobre ellas. Son para disfrutar, no para poseer. Esta filosofía nos libera.

Los invito a practicar este karma yoga y hacer siempre lo mejor que puedan sin juzgarse, aceptando y amando los propios límites y hacernos cargo de las consecuencias de nuestras acciones. De esta manera, la ley nos dará sus regalos. Agradezcamos cada “instante maestro” que se nos brinda para acrecentar el uso consciente de la propia libertad, a través de nuestra voluntad y decisiones cotidianas.

Hasta la próxima.

NAMASTÉ

Tags