Novedades Tecno

Teletransportación cuántica, cada vez más cerca

bold magazine tendencias gastronomia salud gadgets mexico DF noticias teletransportación cuántica 2

Físicos de la Universidad de Ginebra experimentan con la teletransportación, y logran teletransportar el estado cuántico de un fotón a un cristal situado a más de 25 kilómetros de fibra óptica.

La conversión de la luz en materia, utilizando el teletransporte de un fotón a un cristal, muestra que, en la física cuántica, lo importante no es la composición de una partícula, sino más bien su estado, ya que ésta puede existir y persistir más allá de diferencias tan extremas como aquellas que distinguen la luz de la materia.

Se imaginan poder realizar una teletransportación de un sitio para poder aparecer en un instante en otro completamente diferente, ubicado quizás a cientos de kilómetros de distancia? Bueno, aunque aún no deja de ser ciencia ficción como nos han mostrado las series de Star Trek, los científicos están trabajando en ello y cada vez van logrando nuevos avances en este tema.

Los últimos experimentos han permitido comprobar que el estado cuántico de un fotón puede ser mantenido aunque sea teletransportado en un cristal sin que ambos estén directamente en contacto. Uno tiene que imaginar el cristal como un banco de memoria para almacenar la información del fotón; este último se transfiere a través de estas distancias utilizando el efecto de la teleportación.

La [highlight ]teleportación es una tecnología cuántica[/highlight] única que transfiere un estado cuántico a una localización arbitrariamente alejada usando un estado de entrelazamiento cuántico distribuido y la transmisión de cierta información clásica.

El experimento no sólo representa un notable logro tecnológico sino también un avance espectacular en las posibilidades continuamente sorprendentes que ofrece la dimensión cuántica. Al tomar la distancia a 25 kilómetros de fibra óptica, los físicos de Ginebra han superado significativamente su propio récord de 6 kilómetros de distancia alcanzada durante la primera teletransportación a larga distancia alcanzada por el mismo equipo su equipo en 2003.

El nuevo experimento de teletransportación ha consistido en dos fotones entrelazados, inextricablemente vinculados en el nivel más ínfimo de sus estados conjuntas. Uno es propulsado a lo largo de una fibra óptica, pero no el otro, que se envía a un cristal. Es un poco como un juego de billar, con un tercer fotón que golpea al primero y que hace desaparecer a ambos. Los científicos miden esta colisión. Pero la información contenida en el tercer fotón no se destruye por el contrario, encuentra su camino hacia el cristal que también contiene el segundo fotón entrelazado.

El problema con la teletransportación es que un principio muy general de la mecánica cuántica —el principio de incertidumbre de Heisenberg—dice, en pocas palabras, que es imposible extraer por medición toda la información acerca del estado y las características de un objeto. Por lo tanto, el escáner imaginario que podríamos utilizar para leer toda la información del objeto/persona no puede obtener toda la información necesaria para reconstruirte en la estación receptora.

“El estado cuántico de los dos elementos de la luz es un canal que permite la teletransportación de la luz en la materia. A partir de ahí, es un pequeño paso para concluir que, en la física cuántica, el estado tiene prioridad sobre el “vehículo”, en otras palabras, las propiedades cuánticas de un elemento trascienden las propiedades físicas clásicas”, dijo Félix Bussières, responsable de la investigación.

About the author

Gabriel Neffke

Geekie, foodie y amante del “bon viveur”. Entusiasta del aroma del café recién molido y fanático de un buen vino. Graduado como técnico electricista, continué mis estudios en el mundo de la informática y de la electrónica. Redactor. Mis tiempos libres los ocupo como profesor de informática y asesor tecnológico. Mis hobbies? Ejercer como desarrollador web y diseñador de poca monta. Hago las veces de community manager y se conoce que trabajo en una agencia de contenidos llamada Estudio Q. Autor de los libros “historias de bar” y “dos caminos”. Aunque quién sabe, debo confesar después de esta descripción tan abigarrada, que quizás no sea ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario.

Add Comment

Click here to post a comment